Minuto 91 - Todo el Futbol de Tandil y la región

LA COLUMNA DE HUGO RODRIGUEZ

Crónica de dos partidos serranos

2/15/2012 | 00:59 | -


Introducción aclaratoria: Es la segunda vez que me pasa, la segunda. La reverenda guacha con la que escribo y mando estas líneas se empacó en no funcar, y eso hizo que estas letras se retrasaran en llegar a sus ojos. Pero como no soy de esos que se achican al primer escollo es que insistí, porque bien lo dice el dicho, y yo le hago caso, más vale tarde que nunca.***********    ***********    *****************

Amigos de Minuto 91 tengan ustedes un muy buen día. Hoy me toca parlotearles sobre el enfrentamiento entre equipos de la ciudad por torneos federales durante el fin de semana que pasó. Y como los matchs se sucedieron con pocas horas de diferencia es que escribiré las crónicas de color en una sola, porque aparte, no es cuestión de andar atormentándolos a cada rato. Allí volcaré, posdatas mediantes, los hechos más pintorescos de las dos jornadas futboleras. No sin antes, claro, hacer una pequeña intro. Allá vamos.

 

Sábado 11 de Febrero de 2012.- Estadio Dámaso Latasa. Ferro Carril Sud versus Defensores del Cerro.

Los de la estación venían de ganar sus compromisos anteriores y los de las Tunitas de perderlos. Por eso era de esperar un pleito poco vistoso. Más bien trabado. Los del “Amarillo” López con un empate se clasificaban, en cambio los orientados por el “Cebolla” Torres necesitaban imperiosamente los tres puntos. Pero más allá de esas urgencias, la contienda entre estos dos clubes ya es una especie de clásico, y se sabe, en esos partidos especiales ninguno de los dos quiere perder. Por ende se jugó con más garra que fútbol, o sea, fue un duelo de hacha y puñalada. Por eso el empate era previsible. A los presididos por Vázquez le alcanzó. A los de Gorozo no, ellos, ahora, dependen de otros. Veremos cómo termina la historia. Por lo pronto yo me abocaré a parlotearles del colorido y algunas perlitas de la tardecita sabatina.

 

Posdata Braceliana:El que más padeció el partido fue Oscar López. El hombre, en vez de estar de festejo, tuvo que sufrir gran parte de los 90 minutos justo el día de su cumpleaños número 45. Sus players no pudieron regalarle una actuación mejor. Por lo pronto se debió conformar con dos o tres atajadas fenomenales de Federico Irureta y con el gol de Franco Reynoso, ellos aportaron los momentos más decisivos para que la tarde se fuera aunque sea con el regalito de la clasificación a la siguiente instancia del torneo. Y para cerrar agrego y reitero mis saludos al técnico… ¡Feliz cumple Amarillo!

 

Posdata Braceliana 1:El olorcito a fútbol es atrapante. A los que nos gusta este deporte sabemos que es casi imposible abstraerse de un match, en ese sentido somos como los tiburones, si huelen sangre ¡zaz! Sonaste, enfilan directo hacia su banquete y te devoran. Y nosotros somos igual, olisqueamos que rueda una pelotita y nos vamos para la cancha. Y los árbitros no son la excepción. La calurosa tribuna Marino Terni recibió la visita de unos cuantos referentes del pito. Allí se los vio a Hugo Cordero, Nicolás Terni y Marcelo Torres, todos ellos acompañando a Carlos Martínez. Y ahora es aquí donde me detengo  unos minutos. Todo el ambiente sabe de la lucha del ahora presidente de los ex hombres de negro. Por eso no puedo pasarlo por alto. Los huevos  y las ganas de este tipo para seguir en la lucha no tienen precio. Cien por ciento admirable. Vaya en estas líneas mi abrazo y deseo de pronta recuperación. ¡Fuerza Carlos!...te esperamos.

Ah, me olvidaba. El otro dato de color y de risa lo aportó Marcelito Torres cuando se iniciaba el segundo tiempo. Él, haciendo gala de su impecable estado físico quiso saltar de a dos los escalones de la tribuna y casi se mata. Le erró en el cálculo y trastabillo volcando su botellita de agua sobre la humanidad de otros espectadores, los cuales raro, no atinaron a dedicarle insulto alguno, a lo mejor si hubiese estado con ropa de trabajo otra hubiese sido la historia. Igual no se asusten, nada le pasó, él como perro que volteó la olla se hizo el disimulado y se fue a encontrar con sus pares.

 

Posdata Braceliana 2: Otra vez hubo un gran operativo policial. Y digo gran por la cantidad y no por calidad, y cuando expreso esto ni siquiera me refiero a que estuvo mal organizado, no, nada de eso. A lo que me refiero es a la disparidad de criterios para el control de acceso al estadio. Por ejemplo. A varios periodistas nos revisaron por todos los wines, nos hicieron abrir los bolsos con los elementos de trabajo y los equipos de mate…en tanto que a otros no. Por lo visto algunos tenemos cara de “Barras Bravas” y en eso no hay distinción de sexos, porque ni las mujeres (también acreditadas como prensa) se salvaron de la requisa.

Y esa disparidad de las que les hablé se potencia cuando uno ve que a la salida de los equipos, en este caso sólo el local, varias bombas de estruendo retumbaron en el estadio de la Avenida Del Valle. ¿Cómo es posible esto? Se sabe que esos elementos no están permitidos, entonces vuelvo a preguntar ¿Cómo pudieron entrar con esa pirotecnia? Sinceramente no lo sé, aunque debo confesar que lo intuyo.

Encima, a punto estuvo de pasar algo grave. Después del entretiempo, cuando el tricolor salía por el túnel para jugar los segundos cuarenta y cinco minutos, unos cuantos petardos y bombas volvieron a estallar. Uno de ellos cayó justo donde estaban los colegas Fernando Izquierdo (El Eco) y Lorena Medina (La Voz) el fogonazo casi quema a los periodistas y el estruendo dejó a la hija del gran Tato con una pequeña sordera temporal. Nadie hizo nada, ni antes ni después. Por eso repito lo de otras veces, en estas situaciones, pagar semejantes operativos policiales es gastar plata al reverendo cuete.

 

Posdata Braceliana 3: La nota emotiva de la tarde la dieron los jugadores del Cerro. Ellos, cuando entraron a la cancha recibieron el saludo del Bebo González (el mismo que tuvo un grave accidente del cual se sigue recuperando). Cada abrazo y palmada fue especial. Y a la hora de la foto, el Bebo -con la camiseta puesta- no se quiso perder el recuerdo.

 

Posadata Braceliana 4 : La cancha de Ferro es sin dudas una de las mejores de la ciudad, la vista del campo de juego es magnífica desde donde uno esté. Pero eso no sólo sucede para los que estamos acreditados como periodistas o para el hincha que paga su entrada, no. La visibilidad también es excelente hasta para los que miran desde la calle. El sábado se volvió a observar un ritual ya perdido en el Latasa, que es ese de pispiar un partido desde el acoplado de un camión. El transporte estacionado por Beiró  fue la platea preferencial de media docena de personas. Lo que no se sabe es por quién “hinchaban”.

 

 

Posdata Braceliana 5: Ya dije que el partido fue discreto y hasta malo por momentos. Pero nobleza obliga, debo decir que comprendo a los jugadores. Por ahí uno de los motivos fue que estaban mareados… y les cuento porqué. Ferro salió al verde césped y ocupó el arco que da a Beiró, luego del sorteo tuvieron que cambiar de lado, o sea, Federico Irureta rumbeó para la portería  que da a Mosconi y Martín Pogorzelski al ya citado de Beiró. Pero luego, no se entiende bien la razón,  ambos volvieron a cruzarse. En fin, por eso digo, con tantas  vueltas antes de empezar, no es raro quedar  mareado.

Domingo 12 de febrero de 2012.-  Estadio General San Martín. Grupo Universitario versus Independiente.

A razón de que ambos elencos ya llevan varias temporadas enfrentándose en torneos federales, es que a este match también se lo considera “clásico”, y como tal se jugó. Dientes apretados y pierna fuerte (o recontra fuerte)

Pero para ser sinceros también debo decir que, aparte y por momentos, ambas escuadras intentaron jugar al fútbol. Dentro de sus posibilidades regalaron momentos de ida y vuelta. Pero yo no estoy para contarles esa parte, iré pues por lo mío. Ustedes saben a qué me refiero.

 

Posdata Braceliana: Los que llegamos temprano nos encontramos con la figura del “Nano” Giacomelli en la puerta de acceso. Hasta ahí nada raro, eso sucede siempre que Grupo es local. Lo curioso, lo raro, lo colorido fue qué, a cada uno que pasaba el umbral, previo de chequear el seguro y la entrada, este les vendía una rifa para solventar los gastos de dos de sus hijos para viajar al Campeonato Argentino de Ajedrez que se disputará en Córdoba por estos días. Lo bueno de eso es que nadie se hizo el sota. Lo malo es que eso no lo tendría que hacer, los niños tendrían que tener la posibilidad de concurrir sin desembolsar un morlaco, eso lo tendrían que proveer la Asociación, el Municipio o cualquier otro ente. Pero se sabe, estamos en Argentina, país donde sólo los políticos se aumentan sus sueldos y donde sólo ellos se auto dan dineros para viajes excepcionales.  Para cerrar esta posdatita sólo me queda un deseo. Ojalá que los pibes se traigan algún título, y que los políticos se vayan a la… (Nadie me censuró, sólo que no me pareció correcto escribir el destino deseado)

 

 

Posdata Braceliana 1: Los baños del San Martín son un asco. Y ojo al piojo, en este caso no le caigo a la Liga. Son un asco porque los que lo usan son peores que los cerdos. A algunos habría que enseñarles a embocar el chorro y lo otro, o en su defecto habría que pegarles una cachetada en la nuca. Pero también están los estúpidos, que aparte de “suicidarse” con el cigarrillo, tiran los paquetes  vacíos en los mingitorios. En fin, ya lo dije, los chanchitos son más limpios y menos idiotas. (Acompaño con foto). Ah, me olvidaba, menos mal que yo no fumo. Listo, me hago humo.

 

Posdata Braceliana 2: Se sabe que el árbitro es el único que no tiene hinchada. Y es más, el colegiado es el espécimen que hace que las dos parcialidades rivales se unan sólo para putearlo. Bueno, algo de eso pasó el domingo. El “pobre” Marcelo Torres no tuvo paz. Los de Independiente lo puteaban, los de Grupo también, Los universitarios se quejaban, los rojinegros no se quedaban atrás. Y aunque para este periodista dirigió bien y no influyó en el resultado, todos los protagonistas se quejan de su actuación. En fin, cada uno sabe lo que hace, todos son grandecitos para decirse las cosas en la cara o en el lugar que corresponda. Lo que también sé, es que yo, ni en pedo me pongo a dirigir un partido. Y ya está. No los jodo más, los libero para que atiendan cosas más importantes… Yo me voy con el pito a otra parte.

 

Hasta la próxima y gracias por el aguante y la comprensión.

 

Hugo Rodríguez

 hugorodriguezprensa@gmail.com

      

Municipio de Tandil - MÁS OBRAS EN LOS BARRIOS
ENCUESTA MINUTO 91

¿QUIÉN SERÁ EL CAMPEÓN DE LA URD?

Excursionistas
Gimnasia y Esgrima
Independiente
Ferrocarril Sud
Santamarina
Grupo Universitario
Unicén
Ver resultados
Vinoteca el tronador - Tandil
La columna de Juan Carlos Gimenez