Minuto 91 - Todo el Futbol de Tandil y la región

Croniquita de una futbolera tarde primaveral (Ferro versus San José).

Sobre cumpleaños,
encuentros, diferencias,
peleas y otras yerbitas.

9/24/2012 | 11:37 | -


Aclaración introductoria:Pido disculpas por la tardanza en entregar estas líneas. Las excusas son dos. La primera la expreso al inicio de la columna y la otra es que di de baja el servicio que me proveía de Internet  y ya no hay tantos cibers como hace unos años y recién hoy abrió el que está cerca de casa.

                                                

Amigos de Minuto 91 tengan ustedes un muy buen día. Cosa que sigo sin tener yo mismo, hace semanas que mi columna me tiene  a mal traer, pero bue, esto no viene al caso, o sí, porque para que la historia sea entendidadeberéindefectiblemente hacer alusión a ella en otro momento.  Entonces, en breves instantes, les parloteare de las perlitas que dejó el partido entre Ferro Carril Sud y San José por la Unión Regional Deportiva.

Elegí ese pleito porque el equipo de la Estación es el líder y porque de alguna manera podía quedar  con una ventaja apreciable hacia el sueño de  la vuelta olímpica.

Y aunque no es mi tarea charlarles sobre lo que pasa dentro del rectángulo de juego no puedo dejar de decir que el match fue malo, feo y doloroso a los ojitos, y ahí es donde se unen todos los achaques que me hicieron arrepentir de haberme llegado hasta el Dámaso Latasa. Pero bue, a lo hecho pecho y de última, ajo y agua decía mi abuela. Por ende, y volviendo a lo que fue la justa deportiva, debo decir que el empate final fue razonable. Igualdad que deja abierta la definición del torneo, porque Ferro ahora solo le lleva dos unidades de ventaja a su archirrival, cuando quedan seis en juego.

Listo. La intro ya está terminada, me abocaré a contarles los pocos hechos de color que nos regaló la primera jornada primaveral, así que, señoras y señores, con ustedes mis queridas posdatas.

Posdata Braceliana 1: La jornada empezó mal. La gente de seguridad que está contratada no llegó nunca hasta el estadio ubicado en la Avenida Del Valle. Y acá las culpas recaen en el ente que reúne a los clubes. Se sabe que con el Rifongol  se paga todo lo que concierne a la parte organizativa, y la seguridad es una de ellas. La Liga, debería estar atenta y hacer respetar los contratos firmados, por ejemplo como con esta empresa a la que le correspondería haber proporcionado  seguridad, aunque esto es relativo, la mayoría de las veces mandan a pibes de veinte años y que casi siempre tienen un físico parecido al de Olivia, la novia de Popeye. Pero bue, sigamos. Esta gente no apareció nunca, por eso en el partido de sexta división el que entró a la cancha para “hacer” de “guardaespaldas” fue el dirigente del local Diego Jurrita. La cosa no quedó ahí, para el partido de quinta división los árbitros, amparándose en el reglamento, decidieron que no saldrían al campo de juego. Ahí los delegados de los clubes se juntaron y firmaron un acta, una especie de pacto de caballeros para que el comportamiento de los protagonistas fuese el adecuado. Recién y solo recién los hombres de negro se animaron a salir para impartir justicia, aunque, justo en esos momentos   llegaban los policías destinados para el partido de primera y les hicieron la “gauchada” de entrar y permanecer en el verde césped. La cosa es que, mientras todo eso pasaba, los players de las dos instituciones estaban en el campo de juego y tuvieron que prolongar sus ejercicios pre competitivos por espacio de media hora. Una vergüenza, una verdadera y nueva inoperancia en la organización de nuestro fútbol.  Y me voy a detener acá, no quiero calentarme. Estoy haciendo el recuento de todas las tomadas de pelos con las que uno debe convivir en nuestro balompié. Cuando el torneo termine escribiré la “Crónica” que hable de estas cuestiones. Igual sépanlo señores, la organización del futbol lugareño es una payasada. Solo falta que se nos haga una canción como la de la 100 que diga algo así: “Si a la cancha vas a ver jugar a tu purrete y el agua suspende el partidete, si a la cancha vas a ver dos equipetes y los árbitros suspenden el encuentre y encima la seguridad se les ríe a la gente, ponete el bonete, ponete el bonete” (Todo eso para no decir que nos meten el dedo en el o…). A los que les quepa el poncho y bue, que se lo pongan por el agujerito por donde les entre.

Posdata Braceliana 2:La jornada sabatina también era especial ya que ese día cumplían años tres personas que están ligadas al fútbol. Al primero que saludé bien temprano  y por teléfono fue a mi amigo y colega José Luis Payero, y ya en el estadio le di el abrazo de tanto tiempo. Pero también estaban de festejo el árbitro Diego Albo y el ex jugador del tricolor Manu López. Al colegiado pude saludarlo en persona en la zona de vestuarios, pero parece que no le di mucha suerte, Diego a instancias de sus ayudantes pifió en varias sanciones, en especial  los fuera de juego. Aunque acertó y muy bien en cobrar el penal para San José cuando el partido ya terminaba. En fin, son cosas que pasan. El único reclamo que tengo para hacerles es que ninguno de los cumpleañeros se dignó a llevar un pedacito de torta…eso no se hace che, eso no se hace.

Posdata Braceliana 3:Cuando ya había abandonado la zona de vestuarios me encaminé hacia las cabinas, pero cuando iba meta escalar peldaños me encontré con la familia Islas-Portillo a la que conozco desde hace muchos años por otro noble deporte, el atletismo. Pedro y Virna siguen siendo esas personas alegres que contagian al que tienen a su lado, y son también gente a la que les debo otras gratitudes, como la de su “amistad” en una etapa muy fulera de mi vida, por eso la satisfacción de volverlos a ver. Ellos estaban acompañando a su hijo, “el Jony”, que juega en la quinta de Ferro y ya ha alternado en primera.  A él y a su hermana “la Yoli” los veía en la pista del club Movediza cuando eran unos pequeñitos que se prendían a hacer pasadas (*) detrás nuestro. Ahora los dos son padres, él es un deportista que promete  y ella  se convirtió en una hermosa mujer (¿Viste que me animé a escribirlo Yoli?). Bueno, la cosa es que, con la compañía de esta gente el sufrimiento de ver un partido muy chato se alivió un poco, encima, y a contrapunto de los cumpleañeros, ellos si me convidaron con mate y masas.  

(*) En atletismo se denomina “pasadas” a una repetición de series de velocidad y media distancia, pueden ir desde los 200 a 1000 metros. Generalmente son diez series.

Posdata Braceliana 4:Ferro a mejorado mucho, y me refiero a la vida institucional, el club de la estación ha salido de la debacle en que lo dejó una dirigencia pinocha y falsificadora de firmas para ganar elecciones, eso entre otras cosas. La gente que está con Vázquez ha puesto mucho para resucitar al gigante del barrio norte. De la mano de García, Jurrita, Lester, Leoz y tantos otros el estadio vio subsanadas averías graves, solo les faltaría, y esto es a modo de súplica, que arreglen el desperfecto del tanque de agua que está arriba de las cabinas de periodistas. Porque, la cosa es que, y esto se los cuento a los amigos lectores que no son asiduos concurrentes a las canchas de Tandil y en este caso a la del tricolor, cuando el vital líquido llena el tanquecito obviamente este se rebalsa y el agüita empieza a bajar pura y cristalina por los escalones de la Marino Terni. A mí me tocó sufrirla el último sábado. En primer término sentí una leve sensación de frescura a la altura del cuerpo donde termina la espalda, para luego ver como se me mojaba el bolsito donde llevo todas las herramientas de trabajo, entre ellas la cámara de fotos que retrató un momentito de esa situación. En fin, era solo eso, avisarles de ese deterioro y así matar tres pájaros de un tiro, porque también con estas letras estoy llevando un mensaje para el cuidado del medio ambiente y por sobre todo evitaría cargadas como la del sábado, ya que, cuando unos niños divisaron mi mojadura  se me rieron en la cara al grito de: “¡Se meó, se meó! “…y bue, nada, yo me hice el boludo como perro que volteó la olla, miré para otro lado y de paso también me rajé para otro sector de la tribuna.

 

Posdata Braceliana 5:Cuando el partido ya había terminado se dio un hecho curioso. Un grupo de “hinchas” de Ferro se enojó con Fernando Pinchenti que estaba haciendo el relato para Radio Tandil. No sé cuales habrán sido las palabras que enojaron a los simpatizantes, lo que sí sé es que estamos todos locos. No puede ser que un periodista no pueda decir lo que ve, o lo que siente que pueda llegar a pasar. Si Ferro juega mal la culpa no es del periodismo. Si Santamarina aprovecha que su archi rival pierde puntos y se ilusiona con arrebatarle el campeonato, decía, si pasa todo eso, no es por un pecado de los que trabajamos en los medios, son simplemente cosas que pueden pasar en un deporte. Y el fútbol es eso, solo un pasatiempo. En un partido o campeonato no se le va la vida a nadie. En fin, cada uno es dueño de sus actos.  Pero amenazar a un periodista porque no dice lo que se quiere escuchar no me entra en la sesera, no señor, eso no lo entiendo ni lo entenderé jamás.

Listo. Hasta acá llegamos amigos, me despido hasta la próxima, que vaya Dios a saber cuándo será.

 

Hugo Rodríguez

 hugorodriguez_prensa@gmail.com

      

Municipio de Tandil - MÁS OBRAS EN LOS BARRIOS
ENCUESTA MINUTO 91

¿Cuál es el futbolista tandilense más destacado en Santamarina?

Osvaldo Barsottini
Francisco González Metilli
Matías Kabalín
Martín Michel
Iván Pérez
Agustín Politano
Lucas Sánchez
Ver resultados
Alu Tan - Calidad en aberturas de aluminio - Pellegrini 667 - Tandil - aluminiotandil@yahoo.com.ar - Tel (0249) 442 6550
Vinoteca el tronador - Tandil
La columna de Juan Carlos Gimenez