Minuto 91 - Todo el Futbol de Tandil y la región

LA COLUMNA DE HUGO RODRIGUEZ

Perlas de Excursionistas versus San José.

10/24/2012 | 01:12 | -


Amigos de Minuto 91 tengan ustedes un muy buen día. Empezó la segunda parte del calendario futbolero de la Unión Regional Deportiva, es por eso que el sábado me llegué hasta la cancha de Excursionistas para ver el encuentro entre el local y Deportivo San José que lo ganó por 1 a 0 con gol de Mauricio Mur a los 12 minutos del primer tiempo.

Y elegí ese match para que no me digan que sólo escribo sobre los que participan en los torneos Argentinos y sobre el que lidera el fútbol doméstico desde hace un año y medio.

Pero la cosa se me va a complicar. Ya saben ustedes que en este espacio sólo les parloteo sobre los hechos curiosos y de color que se dan en la disputa de un partido. Por ende, esta croniquita será bien sencilla, no hay demasiado para rescatar, y eso es bueno para ustedes que se librarán de mi en un suspiro, o en dos, o en tres…bah no sé, veremos en cuantos.

Así que, sin más preámbulos, me avoco a escribir sobre esos hechos.

 

 

Posdata Braceliana: Lo primero que quiero hacer es largar esto. Hay una señora de Excursionistas que la verdad, y con todo el respeto que me merece, me hartó la paciencia. La dama en cuestión se la pasó puteando al árbitro que impartió justicia en el match de quinta división con epítetos irreproducibles, y eso que a mí me gusta hablar bien en castellano. Pero una cosa es usar un insulto con todas la letras para graficar algo y otra cosas es el vituperio constante y mala leche hacia una persona que está trabajando. La mujer lo ninguneó en todo momento, lo basureó cada vez que pudo y hasta lo amenazó de palabra. Lo trató de ladrón y otras yerbitas. Y cuando Emanuel Mazoni, de él se trata, se tuvo que parar como línea de primera división fue el acabose. Ahí, en ese lugar tuvo que aguantarse a la misma señora que le recordaba a su madre y no precisamente como saludo para el festejo dominguero que se venía. Una mujer que de seguro es madre le decía al colegiado que era un “Hijo de Puta”. Ahora yo me pregunto: ¿A esta señora le gustaría que durante más de tres horas a su retoño le dijeran que Ricardo Arjona tiene razón, o sea que ella es una dama de reputación dudosa, o mejor dicho que ella es las primeras seis letras de esa palabra? Y yo mismo me contesto, no, no le gustaría un carajo. Y otras preguntas sesudas que me hago son: ¿Qué mierda está pasando con nuestro fútbol? ¿Por qué se llega a este extremo? ¿Desde cuándo una mujer grande se vuelve un demonio inmanejable e incita a la violencia sin que nadie ose a decirle nada? Y la verdad es que, para estas preguntas no tengo respuestas. Y para ir cerrando esta posdata les digo que, NO publico la foto de dicha dama porque espero haya tenido sólo un mal día. Pero la próxima vez no sólo voy a divulgarlas, sino que también la voy a filmar para que se vea y escuche, porque la verdad digo, lo de la tardecita del sábado me dio vergüenza ajena. Y el que se quiera enojar que se enoje y al que le quepa el poncho que se lo ponga.

 

Posdata Braceliana 1: Franco Manazzoni fue el encargado de narrar el partido para Radio Tandil, cuando ya estaba instalado en las cabinas pasó una chica y lo saludó, sólo que esta lo confundió con Fernando Pinchentti Altamirano. Las gastadas que se comió Franco de sus compañeros de tareas fue tremenda, igual eso no lo desconcentró ni un poco, el relato que mandó al éter serrano fue impecable.

 

Posdata Braceliana 2: El canchero de Excursionistas, don Marcelo, aprovechó el tiempo muerto entre el término del partido de quinta y el inicio del de primera para remarcar con cal las líneas de las áreas. Eso, se los juro, nunca lo había visto en nuestras canchas. Bien por el hombre que trabaja para Excursionistas. Merecía al menos que yo lo nombrara en estas letras.

Posdata Braceliana 3: Hubo otras cosas que martirizaron mis oídos en la tardecita del barrio Palermo. De la dama que insultaba ya les chamuyé. Me queda contarles de los albañiles que trabajan en la construcción de una casa, la cual se ubica detrás de uno de los arcos del campo de juego, ellos tuvieron durante gran parte del match el grabador a todo volumen de donde salían sólo cumbias, listo, no agrego nada más. Y termino con el hombre que llevó a su pichicho para que le ladrara a todo lo que se movía, insoportable. Esa gente no entiende que hay personas que tienen problemas en sus oídos y que esas sonoridades sostenidas en el tiempo lastiman y mucho. Por eso, cuando terminó el partido me rajé lo más rápido que pude.

 

Posdata Braceliana 4: Al que los ruidos no lo perturbaron para nada fue al efectivo de la seguridad privada. El hombre calcinado por el solcito se dormía parado. Sólo se despertaba cuando la bola se pasaba del otro lado del alambrado y caía en su sector, él la devolvía y proseguía con sus siestas. Tuve miedo por su salud, hubo varios momentos en que pensé que se iba de trompa. Gracias a Dios el amigo Febo cesó en su apriete y el hombre tras mojarse un poco la cabeza llegó sano y salvo al final de la jornada.

Posdata Braceliana 5: Me saco el sombrero con la gente de Excursionistas, ellos siempre atienden a los trabajadores de los medios. El sábado, Eduardo Viggiano nos convidó con café y gaseosas. Ya lo he dicho en otras oportunidades, los clubes de Tandil no tienen en cuenta esos detalles, y si bien eso no es una obligación, es lo que se estila. Así que, nobleza obliga, agradezco a la gente de la calle Las Heras, gracias totales.

 

 

Posdata Braceliana 6: Cuando faltaban diez minutos para iniciarse el pleito de primera división Eugenio “Tuni” Martínez tuvo que tomarse un calmante ya que su columna lo estaba matando. Fue el “Paisano” Sebastián Altamiranda, colaborador de San José, el que lo sacó del apuro. En fin, son cosas que pasan y que nadie ve, por eso es que se las cuento.

 

Posdata Braceliana 7: El que sufrió todo el partido desde las escaleras que te conducen a las cabinas de periodistas fue el técnico del local, Hernán Crocci. Desde ahí arriba le daba órdenes a sus players y colaboradores, entre ellos el “Corcho” Núñez. También, como mínimo, se fumó un paquete de cigarros, menos mal que estábamos al aire libre, sino el que se moría intoxicado era yo. Y menos mal que el médico Juan Carlos Giménez no estaba en la cancha, si no le labraba un acta. Y espero que esto no lo tome a mal el técnico, pero yo también le aconsejaría que abandone ese hábito, se recontra sabe que es perjudicial para la salud. Igual cada uno hace lo que quiere.

 

Listo, llegó el fin. Me despido hasta la próxima.

 

Hugo Rodríguez

 

hugorodriguezprensa@gmail.com

      

Municipio de Tandil - MÁS OBRAS EN LOS BARRIOS
ENCUESTA MINUTO 91

¿QUIÉN SERÁ EL CAMPEÓN DE LA URD?

Excursionistas
Gimnasia y Esgrima
Independiente
Ferrocarril Sud
Santamarina
Grupo Universitario
Unicén
Ver resultados
Vinoteca el tronador - Tandil
La columna de Juan Carlos Gimenez