Minuto 91 - Todo el Futbol de Tandil y la región

Crónica de un partido amistoso.

Sobre fútbol, amigos,
asados y otras yerbitas.

3/5/2014 | 00:41 | -


"Manuel Mandeb, que casi siempre oficiaba de elector, observó que sus decisiones no siempre recaían sobre los más hábiles. En un principio se creyó poseedor de vaya a saber que sutilezas de orden técnico, que le hacían preferir compañeros que reunían ciertas cualidades. 

Pero un día comprendió que lo que en verdad deseaba, era jugar con sus amigos más queridos. Por eso elegía a los que estaban más cerca de su corazón, aunque no fueran tan capaces. 

El criterio de Mandeb parece apenas sentimental, pero es también estratégico. Uno juega mejor con sus amigos. Ellos serán generosos, lo ayudarán, lo comprenderán, lo alentarán y lo perdonarán. Un equipo de hombres que se respetan y se quieren es invencible. Y si no lo es, más vale compartir la derrota con los amigos, que la victoria con los extraños indeseables".  (*)

(*)Fragmento de “Instrucciones para elegir en un picado” del libro "Crónicas del Ángel Gris" de Alejandro Dolina. 

   ***   ***   ***   ***   ***   ***   ***

Empezar citando al genial Dolina no es un capricho de mi parte estimados lectores de www.minuto91.tv, se los aseguro. Pero, para que entiendan, deberán ojear estas letras hasta el final.

La cosa es así. Hace  25 años la décima división (clase 1979) de Loma Negra y Ferro Carril Sud dirimían el título de la Liga Tandilense de Fútbol. En esa final el equipo de Villa Cacique venció 2 a 0 a su par de la Estación, y se coronó campeón.

El paso del tiempo y la nostalgia de esas etapas de juventud nos pegan a todos, pero no siempre se tiene la posibilidad de volver a ver a sus camaradas de aventuras. En esas lides la vida también es bastante guacha.

Por eso, cuando hace unas semanas Ezequiel Lester, Diego Jurrita y Carlos García me invitaron para que asistiera al partido amistoso no dudé. Esas experiencias se viven muy de vez en cuando.

También es cierto que mi sesera recordó cuando Emiliano “Chino” Ríos me anotició, sobre fines de  2013, que en Villa Cacique ya se habían juntado para disputar una “revancha”. Allí los anfitriones se volvieron a quedar con el triunfo dejando a los tricolores con sed de desquite.

Así fue que, el primer domingo de marzo de este 2014 el Dámaso Latasa fue testigo de un nuevo match futbolero. En este caso, y ya con la “Copa Amistad 1979” en juego, Ferro se pudo imponer por primera vez y encima con  goleada.

Pero, para que estos renglones no se tornen tediosos, voy a contarles las vivencias y  perlitas folclóricas de esa juntada desmenuzadas en mis queridas posdatas.

Posdata Braceliana 1: Mí llegada al field de Avenida del Valle fue cerca de las nueve y media de la mañana. Ya a esa hora Jurrita estaba prendiendo el fueguito sagrado, mientras eso sucedía Carlos García hachaba maderas y más atrás el Boity Lester limpiaba las mesas y  bancos del nuevo sector de parrillas para socios que está situado en la esquina de las calles Beiró y Nigro, el cual, vale el comentario, se inauguró con ese evento. En fin, aplausos para el grupo de colaboradores que puso en funcionamiento un espacio abandonado y que le deja al club la posibilidad de generar otra entrada de divisas.

Posdata Braceliana 2: Mientras los primeros leños crujían llegó Adrián Lavayén junto a su hijo, fue ahí que Jurrita se hizo el distraído y dejó el sitio del asador al recién arribado (Por eso el aplauso postrero para Adrián fue más que merecido). En tanto Germán Vulcano se hacía cargo de la preparación de ensaladas.

Quién esto escribe tuvo que cruzar el verde césped del Latasa en busca de dos parrillas extras y en ese ínterin fui almorzado de manera literal por un enjambre de mosquitos, que a juzgar por sus tamaños ya habían desayunado a otros seres vivos, igual, los muy turros consiguieron que yo mismo me matara a cachetazos…y para colmo de males, sin acertarle a uno solo de todos ellos. ¡Hay Dios!

Posdata Braceliana 3: La cosa es que no sólo los encargados de cocinar para las dos delegaciones estaban en actividad desde muy temprano, no, a ellos se les había sumado como todos los santos días el canchero Javier Pineda.  Él andaba poniendo los banderines de los córneres y repasando cada metro del perímetro en busca de algún desperfecto de último momento.

El premio a tanto trabajo se vio recompensado por las loas que todos brindaron para con el estado del campo de juego. Mantener semejante estructura no es fácil, Ferro aún con sus limitaciones lo está consiguiendo…

Posdata Braceliana 4: Los visitantes empezaron a caer cerca de las 10 de la matina y tras los saludos de bienvenida, que se produjeron en el hall de entrada, cada uno de los teams se fue a los vestuarios. Allí empezaron los primeros inconvenientes. La mayoría no tenía medias y/o se habían olvidado los botines. Encima la utilería del local estaba cerrada y Lester tuvo que salir  en búsqueda de las llaves, volada que aprovechó Martín Ribas para rescatar sus propios tamangos, menos mal que su house quedaba cerca. En casa de herrero, cuchillo de palo dicen.

Posdata Braceliana 5: El partido,  ya se ha dicho, fue la excusa para juntarse. Por eso el resultado es apenas una anécdota. Igual hay que decir que Ferro ganó 4 a 1 con tantos de Martín Ribas (2), Josuan Ocampo y Martín “Tibu” Díaz. En tanto que el de Loma lo “cantó” Juan Ignacio Enríquez, hombre que entre otras cosas es guitarrista de un tal León Gieco. Y sí, “yo lo conozco… Nos contó como oyó todos los: ¡¡Oh, oh, oh, oh, oh... !! 

Tocó con todos, por poco no tocó con Colón. Coloso. Stop. Stop…” 

También vale acotar que el golero de Villa Cacique, Sebastián Rodríguez, fue la figura del match, tapó cuatro bolas de manera magnífica.

Y ya que estamos en la partecita del juego les cuento que el arbitraje de Ezequiel “Boity” Lester fue como para que el Consejo Federal lo sancione a perpetuidad. Dirigió parado desde la mitad de la cancha, a lo sumo correteó unos pasos dentro del círculo central, encima no le cobró un penalazo al tricolor argumentando que si lo hacía los cementistas lo catalogarían de parcial. Pero hay más, yo lo agarré tres veces observando la zona de parrillas y desentendiéndose del juego, en fin…así estamos, así estamos.

Ah, los players demostraron que el paso del tiempo hace estragos. A sólo dos minutos de iniciado el cotejo la mayoría ya estaba acalambrado, se agarraban los gemelos, los abductores, la cintura, el cuello y todo lo que sus manos alcanzaban a masajear, lo bueno de eso es que con el cuentito de: “Ya que vinieron, que jueguen todos” decía, con esa excusa los cambios se repitieron por mil. Y bue, ya lo espeta el viejo dicho: El zorro pierde el pelo, pero no las mañas. Doy fe, lo del domingo es una prueba irrefutable.

Posdata Braceliana 6: Diez minutos antes de que se cumpliera el tiempo estipulado el olorcito a carne asada inundaba todo el predio de avenida Del Valle. Y eso fue hechizante, los jugadores se empezaron a abrazar y decidieron que ya estaba, que después de tanto esfuerzo era hora de reponer energías y líquidos perdidos. Yo no quiero ser buchón, pero creo que de lo primero repusieron poco, de lo segundo…uf, de lo segundo como cinco cajones.

Posdata Braceliana 7: A la hora de los postres este periodista entrevistó a varios de los players, los cuales coincidieron en que el fútbol es uno de los pocos deportes que genera lazos de amistad inquebrantables. Después la gente de Ferro le entregó trofeos a cada uno de sus rivales y los vencidos, de mano de su capitán (Enríquez) le entregaron al de la Estación (Ribas) el trofeo en disputa.

Luego vinieron las palabras de agradecimiento. Por los anfitriones hablaron “el bombero” Lester y Martín Ribas, por el de Loma hicieron gala de su locuacidad “el Chino” Ríos (que pidió una revancha futbolera para antes de fin de año) y Sergio Caruso.

Posdata Braceliana 8: Sobre las 16 horas todos juntos se fueron hasta la tribuna Marino Terni para ver el match entre Ferro e Independiente por el Torneo del Interior. Los de Barker, obviamente,  hincharon por el tricolor. Yo por las dudas, para un próximo partido, los llevaría a la tribuna visitante. En las brujas no creo…pero que las hay las hay.

 
Posdata Braceliana 9: Aquí los nombres de los dos equipos. Por Loma Negra jugaron: Sebastián Rodríguez, Sergio Caruso, Emiliano Ríos, Juan Enríquez, Juan Irruta, Maximiliano Marcelo, David Ramos, Diego Juliani, Luciano Contreras, Mariano Lezica, Daniel Palavecino, Marcelo Lorenzo, Luis Díaz y Mario Marcelo.

Por Ferro: Luciano Vitullo, Matías Tissera, Norberto Bertolot, Ignacio Cuesta, Sebastián Soto, Sandro Bedoy, Rafael Pérez, Lucio Léndez, Martín Ribas, Cristian Herrera (el 9 que casi hizo cuatro goles), Carlos García, Josuan Ocampo, Nacho Pérez y Martín Díaz.

Posdata Braceliana 10: Esta no podía quedar afuera. Los futbolistas fueron acompañados por sus familias, los cuales también compartieron el almuerzo. Y eso me llamó la atención, fueron muchos, a la hora del pitazo inicial en las tribunas eran más que en cualquier partido del torneo doméstico. Menos mal que no estaban los de la Liga, si no les pedían que pagaran el RIFONGOL.

 

Listo, hasta aquí llegamos. Entenderán ahora porqué cité a Alejandro Dolina en las letras iniciales. Amistad es una palabra grande y sagrada, es una vocablito que hay que honrar a cada segundo, minuto y hora. Y en épocas que la misma es tan bastardeada vienen estos muchachotes y me hacen pensar que no todo está perdido, que vale la pena seguir confiando en el otro, que vale la pena, entre otras cosas, hacerle caso a Baglietto y decir: “Todavía creo en mirar a los ojos…” y yo agrego, al final el “Negro” tiene razón, vale la pena seguir apostando a jugar y perder con los amigos que ganar  con los indeseables. Y yo digo Amén.

Hasta la próxima.

Hugo Rodríguez

 hugorodriguezprensa@gmail.com


 

 

      

Municipio de Tandil - MÁS OBRAS EN LOS BARRIOS
ENCUESTA MINUTO 91

¿QUIÉN SERÁ EL CAMPEÓN DE LA URD?

Excursionistas
Gimnasia y Esgrima
Independiente
Ferrocarril Sud
Santamarina
Grupo Universitario
Unicén
Ver resultados
Vinoteca el tronador - Tandil
La columna de Juan Carlos Gimenez