Minuto 91 - Todo el Futbol de Tandil y la región

Ferro sabe que A…MARTE `NS es un placer

Sobre fríos, calenturas y entradas en calor (que no es lo mismo).

4/29/2012 | 17:49 | -


Estimados lectores de Minuto 91 tengas ustedes muy buenos días, o tengan muy buenas a la hora que sea del día en que estén pispiando estas letras.

Después de ausentarme muchos días  (problemas personales) acá estoy de nuevo, volviendo al ruedo para contarles del colorido que genera un pleito deportivo.

El partido elegido  para ver fue Ferro versus Excursionistas. La decisión se basó en estos puntos. La primera: Porque tengo amigos en los dos clubes. La segunda: Porque  era la cancha que me quedaba más cerca, y tercero: porque sí.

El partidito dejó mucha tela para cortar (contar en este caso). Así que, iré derecho a mis queridas posdatas.

 

Posdata Braceliana: Cuando llegué al estadio Dámaso Latasa me encontré con lo que esperaba, o sea, un cartelito con la leyenda.: “Hinchas visitantes por la puerta de Mosconi casi Nigro”. Y sí, después de los desmanes que provocó un grupito de hinchas de Gimnasia dos semanas atrás era sabido que iban a pagar justos por pecadores. Pero está bien, la dirigencia de Ferro en este caso tomó la decisión apropiada, la más inteligente.

Porque, aunque los traten de discriminadores, la verdad es que en esta sociedad en la que vivimos está probado que la gente  va a las canchas a desahogarse de todas sus rutinas y malos humores, algunos, solo algunos,  van por amor sincero a los colores. Entonces, está bien que se prevenga. Es lamentable, si, pero no queda otra. Ayer,  los hinchas de Excursio eran  dieciocho, ni más ni menos, dieciocho, y si quiere se lo pongo en números, 18 eran. Bah, eso es mentira, porque a ellos se les debería agregar a cinco niños menores de 6 años. Una picardía que esa gente no pueda ocupar unos escalones de la tribuna Marino Terni (en la que entran unas cuatro mil). Pero ya está, ya lo dije, esto es así…más vale prevenir que curar.

El fútbol está herido, se viene desangrando desde hace años, y todos colaboramos para que las llagas se sigan infectando. Sería hora de ponernos a pensar que podemos cambiar. Cada cual desde su lugar, como en el Aldón Pirulero.

 

Posdata Braceliana 1: Esto que voy a escribir tendría que haber estado en la posdata anterior, pero bue, decidí separarlas para que ustedes (los lectores) sientan, con esto de ir de un lado para el otro, lo que experimentaron los jugadores de Excursionistas cuando tuvieron que hacer los movimientos precompetitivos. O sea, ir de acá para allá. Venga, pase que le cuento. Resulta que, por este temita de los hinchas, todas las puertitas  y cercas alambradas que dividen el perímetro del estadio estaban cerradas, y por lo visto nadie del operativo policial se quería hacer cargo de estar en ese sitio. La cosa es que, cuando los dirigidos por Olivera ya se habían puesto los cortos y botines se encontraron con que todos las puertas estaban encadenadas. Así que, no les quedó otra que salir por el portón principal situado en Avenida del Valle e ir corriendo por la mencionada avenida hasta Mosconi, recorrer  toda una cuadra de esta arteria hasta entrar por el  portón destinado  a la visita. Entre ida y vuelta los players desanduvieron unos 330 metros de más. O sea, por falta de entrada en calor no se van a poder quejar los de la calle Las Heras. O, a lo mejor, ese es el argumento que tuvieron para ya en el campo de juego estar demasiado calientes, pero ese es tema de otra posdata. Acá el punto es otro. Acá, en lo que quiero hacer hincapié es en la falta de sentido común, y en ese detalle también tienen un poco de culpa los dirigentes de Ferro. Porque fíjense, les pregunto: ¿Qué hubiese pasado si en la calle se lastimaba algún jugador de Excursionistas? Mil quilombos  se hubiesen suscitado.  Prevenir líos entre los hinchas está bien, eso ya lo dije,  ese tema no está en discusión, lo que digo es que hay cosas que tienen que estar, como mínimo, sospechadas. Y que los jugadores visitantes no tengan que salir del  estadio para calentar es algo básico.

Ojo al piojo, no los estoy matando, sé que falta gente (eso se solucionaría si los dirigentes y socios “Pinochos” fueran expulsados, con eso muchos se acercarían a trabajar), sé que hay mil cosas para tener en cuenta. Solo lo escribo para prevenirlos de lo que puede pasar y para que, en  el próximo partido tomen ese recaudo. Listo, paso a la tercera posdatita…me voy corriendo.

 

Posdata Braceliana 2: Hablando de hinchas y de corridas, la actitud de los dieciocho valientes de Excursio que desafiaron el frío glaciar de la tarde del sábado es para aplaudir. Los tipos (algunas mujeres también) recibieron a sus jugadores con petardos y con papelitos picados,  estos de color blanco mezclados con verde fosforescente. En eso le ganaron a los de Ferro, los de la estación, unos cien, solo recibieron con aplausos a los del “Amarillo” López.

Lo de las corridas sí que es gracioso. ¿Por qué lo digo y quiero contarlo? Porque las actitudes de los hinchas son ultra diferentes. Los de Gimnasia (semanas atrás) insultaban a los jueces de línea y hasta les tiraban cosas. Los de Excursionistas encontraron una manera más civilizada. Uno de ellos, cansado de que el asistente le errara en marcar los fuera de juego (tanto a favor como en contra) decidió correr a la par del línea y gritarle donde se tenía que parar. No sé si está bien esa actitud, pero entre eso y que le tiren con un ladrillo prefiero lo primero. Encima el tipo se la pasó haciendo piques…y claro, ya lo saben, el congelamiento de miembros para los que estaban sin movimientos siempre era una posibilidad.

 

Posdata Braceliana 3: Bien, llegó la hora de meterme con los temitas del frío y de las calenturas. El “ofri” fue tremendo, ya  sé que nada descubro con esto, pero bue, algo más tenía que escribir. Y lo garabateo porque a los periodistas presentes ni un mísero café nos acercaron, parece ser que solo se atiende a la prensa en las finales, o, como contra Gimnasia y Esgrima, a los que relatan (a ellos siempre les alcanzan algo para tomar y comer). En eso, Ferro también tiene un déficit, cómo lo tienen casi todos los clubes de la ciudad y porqué no de la provincia.

Los que la pasaron de diez y aún dentro del campo de juego fueron los policías. Ellos tuvieron el termito y el mate siempre a mano. Y hasta cuando se armó lío entre jugadores visitantes y  árbitros, decía, hasta en esos instantes a la ley se le dificultó dejar la infusión  para realizar su tarea. De reacción lenta los muchachos y muchachas, la excusa puede ser valedera, el fresquete congelaba todo, hasta las ganas de trabajar.

Los que no tuvieron nada de frio fueron los protagonistas. La calentura de los jugadores de Excursionistas estuvo (como ya conté) desde el inicio, desde los ejercicios precompetitivos. Pero en el verde césped se potenció. El delantero  Julián García vio la tarjeta  roja por pegarle un codazo en la cara a un rival. Una vez expulsado este se encaramó contra la figura del línea que- al igual de todos los presentes- fue el que vio y le aviso al colegiado Altamiranda de la infracción. Allí la escaramuza se propagó. El técnico Gustavo Olivera primero quiso separar, pero después se contagio de sus jugadores e insultó al juez principal y este lo rajó. En la segunda etapa el que se fue a duchar antes de tiempo y con arrebatos de furia fue el capitán Lecuona. El mediocampista de Excursionistas le recrimina al colegiado una mano de un jugador de Ferro en la jugada que antecede al primer gol del tricolor, la insistencia del reclamo cansó a la ley deportiva y lo amonestó, como ya tenía amarilla lo echó. Lecuona reaccionó de manera violenta, manoteó de la remera al árbitro e intentó pegarle, los reflejos de Altamiranda y de los compañeros del volante impidieron que las cosas pasaran a mayores. La sanción, se supone, será severa. Veremos.

 

Posdata Braceliana 4: Y acá, en este último hecho, en la médula del mismo, me detengo unos minutos. Y lo hago porque no es la primera vez que escucho cosas parecidas a las que voy a escribir. Jugadores, dirigentes  y colaboradores del fútbol serrano acusan “amenazas” de los árbitros al estilo de: “a la primera de cambio te expulso”.  Los mismos protagonistas dicen que los colegiados también los maltratan e insultan en pleno campo de juego.  Yo, eso no lo puedo aseverar. Nunca escuché a un árbitro actuar de esa manera, si no lo hubiese escrito o dicho con todas las letras.

Lo que digo, o mejor expresado, lo que quiero decir es que, los protagonistas a los que les sucede eso deberían hacer las denuncias con nombre y apellido en el lugar correspondiente. Si todos los jugadores (de todos los clubes) coinciden en denunciar a los mismos jueces, los que los manejan deberían tomar cartas en el asunto. Pero eso no sucede. Nadie se anima a hacerlo, ni siquiera se animan al careo que este periodista les ofreció (a muchos) hacer entre ellos y los jueces apuntados.

En fin, y acá volvemos al inicio, ya el fútbol dejó de ser un simple deporte, aún en ligas casi amateurs como la nuestra, los intereses son muchos. Todos los protagonistas sienten que se juegan más cosas que los lisos y llanos tres puntos. La mayoría están tan perseguidos que ven fantasmas en todos lados. Creen que los árbitros están solamente en su contra y que se empecinan en basurear el laburo y sacrificio de toda la semana. El tema es que todos los equipos sienten lo mismo.

Por eso escribí lo del Aldón Pirulero más arriba. Cada cual debería atender su propio juego. La tarea de los árbitros no es la de tener  en cuenta los sacrificios que hacen cada uno de los jugadores y dirigentes de nuestro balompié. Los jueces solo tienen que aplicar el reglamente de pe a pa, y usar el mismo criterio para unos y otros. Creer otra cosa es desligarse de sus propias responsabilidades.

En tanto, los jueces deberían actuar en conjunto. O sea, deberían pitar para todos igual. Si en un área el agarrón es penal, en la otra también. Si por la patada del defensor de “Villa por mi cara me estás condenando”  es expulsión, para el de Ferro también y así con todos los colores ¿se entiende?. Es ahí y solo ahí donde dan lugar a que se hablen mil cosas. Negar estas situaciones por parte de ellos también es sacarse el problema de encima.

Posdata Braceliana 5: Bueno, estoy llegando al final, ya los libero, lo prometo. Solo quiero hablar un poquito de fútbol, solo un poco. Porque encima, estoy seguro, el título de esta crónica quedó muy suelto. El juego de palabras que utilicé es lo que siente el hincha del “tricolor”. A Leonel Martens le deben los tres puntos de este partido. Leo es como Maradona contra los ingleses. Hizo dos goles bien distintos. El primero fue medio de carambola, pero que igual vale un grito. Y el segundo sí, ese vale por dos, ese fue de otro planeta, de otro partido. El segundo gol era para terminar el match y cerrar las puertas. El tipo recibió la bola fuera del área, miró para todos lados, ninguno de sus compañeros estaba desmarcado, midió la posición de Baliño y le dio suave por arriba de la enorme humanidad del arquero. Golazo tremendo del hombre que eligió terminar su exitosa carrera con la camiseta que más quiere. Su gente lo adora, lo ama. Sus compañeros lo admiran y se nota. Pero él sabe que es uno más y lo demuestra, humilde va al banco, y humilde entra, y humildemente festeja. Y yo humildemente le dedico estos renglones. Porque la gente de Ferro sabe que el sábado, más que nunca, Leonel les hizo ganar un partido chivo. Ya lo expresé, la gente lo ama, ellos Saben como nadie que en cuestiones del corazón y de colores… AMARTE ´ NS es un placer.

 

Hasta la próxima.

Hugo Rodríguez

 hugorodriguezprensa@gmail.com

      

Municipio de Tandil - MÁS OBRAS EN LOS BARRIOS
ENCUESTA MINUTO 91

¿QUIÉN SERÁ EL CAMPEÓN DE LA URD?

Excursionistas
Gimnasia y Esgrima
Independiente
Ferrocarril Sud
Santamarina
Grupo Universitario
Unicén
Ver resultados
Vinoteca el tronador - Tandil
La columna de Juan Carlos Gimenez