Minuto 91 - Todo el Futbol de Tandil y la región

Crónica de una tarde futbolera

Sobre niebla, dolores,
quemazones y
pequeños sitios

5/27/2012 | 19:10 | -


Estimados amigos de Minuto 91, ante todo,  tengan ustedes un  muy buen día. Y ya ven, acá estoy de nuevo, tras unos cuantos días de ausencia he vuelto para hablarles de lo que rodea a un match futbolero. Y si, durante mi obligado receso, ustedes pensaron que se habían librado de mí, y bue, lamento informarles que no, que todavía andaré “jodiéndolos” un buen rato, calculo, espero, que sean unos cincuenta añitos más. 

Así que ármense de paciencia y traten de leer estas letras con el humor con el que intento escribirlas, porque en tiempos  de violencia está bueno eso de desdramatizar el fútbol y uno anda en esos intentos. 

Pero, para ser bueno y no aburrirlos en demasía prometo ser lo más breve posible, porque no es cuestión de que me empiecen a insultar desde mi mismísima vuelta a esta página. 

La tardecita del sábado 26 de mayo no era de las mejores para salir e ir a ver un partido. La humedad del cien por ciento hacía imposible el respirar, y,  por sobre todo, hacía imposible la normal desenvoltura de mi ya maltrecha y operada columna vertebral. Pero igual me animé y me fugué hacia el Dámaso Latasapara ver a Ferro Carril Sud recibir a Velensepor la novena fecha del Unión Regional Deportiva.  Bien, hecha esta introme zambulliré en las perlitas de color que dejó el partido. Entonces, señoras y señores de ahora en más se quedan con mis queridas posdatas. 

Posdata Braceliana:Ya he contado que mi columna, la tres veces operada, cada tanto me juega en contra y me deja al borde de la parálisis. Bueno, algo de eso sucedió el sábado. Casi desisto de ir a la cancha por los tremendos dolores que sufría. Pero ya se sabe, y los fanáticos me entenderán, que un pleito futbolístico tiene algo de adicción. Y cuando uno lleva varias semanas de abstinencia no importa cuán medio muerto esté, los malestares quedan a un lado y hasta se olvidan. Bueno, con todo eso a cuesta caminé desde mi casa hasta Del Valle y Nigroabriéndome paso entre la niebla, nunca tan parecida a la de las tardecitas londinenses.  Y si usted se pregunta qué pasó con mis “nanas”, venga, pase que le cuento. 

Y al final del recorrido, cuando estaba a metros del estadio, mis dolores se esfumaron de igual manera que se marchó la niebla cuando el astro Febo asomó la nariz entre las nubes. Y a mí, una gran sonrisa se me dibujó en el rostro. Ya lo dije, el fútbol, queridos amigos, es un buen bálsamo para todos los males de la vida cotidiana. 

 

Posdata Braceliana1: Hablando de dolores y amor al deporte, les contaré otra situación que no hace más que subrayar mis sentimientos más arriba escritos. Ni bien llegué al estadio me encaramé hacia la zona de vestuarios para tomar nota de las formaciones que presentarían los elencos. Mientras copiaba las alineaciones, escuché que el delegado de Ferro le hacía una pregunta al árbitro Latú(al que conocí en persona). El colaborador del equipo de la estación le preguntaba al colegiado que pasaba si un `player´ no podía firmar la planilla por tener una mano lastimada. Latúle explicó parte del reglamento y le contestó que él como delegado podía poner el gancho (como excepción). Bueno, la cosa es que el deportista en cuestión era Martín Pradal, y este se había quemado la mano derecha unas pocas horas antes mientras manipulaba una olla con agua hirviendo. Pradal era uno de los responsables de  cocinar los tallarines para el almuerzo de los jugadores de Ferro. El accidente sobrevino cuando la olla se volcó y parte del líquido hirviente se le cayó en la mano antes mencionada. Como faltaba poco tiempo para partir hacía el estadio, Pradal no quiso ir al Hospital y se la bancó poniéndose una crema. El tema es que el pibe no quería quedar fuera del equipo y sabía que si iba al centro asistencial llegaría tarde y el Amarillo López no lo pondría. Ya en la zona de vestuarios Silvia Aranda lo curó con una hoja de Aloe Vera y Martín no sólo pudo firmar con su propia manita, sino que también se dio el gusto de jugar unos minutos. En fin, ya ven, Pradal y quién esto escribe sienten y aman el fútbol de la misma manera. La única diferencia es que él puede jugar y yo sólo me tengo que conformar con contarles lo sucedido. Y bue, cada loco con su tema. 

 

Posdata Braceliana2: Hace unas semanas les conté del enojo del técnico de Defensores del Cerro, el señor “Pipo” Ruarte, cuando este se quejaba del “lugar chiquito” del que Ferro dispone para los ejercicios pre competitivo de la escuadra visitante.  Ruarte dijo que destinarles ese sitio era una especie de discriminación para con sus jugadores y su barriada. Él (Ruarte) sostiene que el club de la Estación los ningunea mandándolos a “un chiquero” (textual). 

Les cuento.  El territorio en cuestión es el que da sobre un costado de la tribuna Marino Terni y que hace esquina con el portón principal del estadio ubicado en Del Valle y Nigro. Ese lugar es el que siempre se usó  y curiosamente lo hizo más el local que el visitante durante los últimos 40 años. Bueno, el tema es que la gente de Velenseno ve fantasmas en todos lados y aceptaron lo que Ruarte no. O sea, empezar  la entrada en calor en ese lugar antes indicado, y luego de terminado el partido de quinta división, seguirlos en el propio césped de la cancha principal.  

En fin. Ya se sabe, el fútbol es parte de la vida, y cada uno actúa y siente como le da la gana. Pero eso no da derecho a ensuciar al otro. El simple hecho de no recibir lo que creemos que merecemos no quiere decir que nos están discriminado. A veces, como en este caso, lo que se ofrece es lo único que se tiene. En otras canchas ni de esa posibilidad se goza. Todo un tema este tema, por eso espero, por lo menos, que estas letras ayuden a pensar y reflexionar. 

 

Posdata Braceliana3: No hay caso, los periodistas que cubrimos los partidos de nuestro balompié seguimos siendo olvidados. Excepto Grupo Universitario y Excursionistas los demás clubes no tienen en cuenta a los trabajadores y ni un mísero café te llevan a las cabinas.  Los únicos que reciben ese beneficio son los colegas de la “radio madre”…y bue, la corto acá, porque si no me voy a parecer al técnico de Defensores del Cerro, y esa no es la intención. Porque esto es como con las brujas, no creo que existan, pero mi abuela decía: “que las hay, las hay”…que se yo. 

Posdata final: Listo. Ya terminé. Ferro le ganó sufridamente por 2 a 1 a Velense y recuperó la punta del certamen. Pero, ya saben que en este espacio, yo no estoy para analizar el partido. Del mismo hablaré el lunes a las 13 horas por la AM 1180 cuando José Payeroy el Gallego Calvo me pidan unas precisiones del único líder que tiene el fútbol de nuestros pagos. 

Lo prometido es deuda. Los libero en este mismo instante. Será hasta la próxima.  

 

Hugo Rodríguez 

hugorodriguezprensa@gmail.com

      

Municipio de Tandil - MÁS OBRAS EN LOS BARRIOS
ENCUESTA MINUTO 91

¿QUIÉN SERÁ EL CAMPEÓN DE LA URD?

Excursionistas
Gimnasia y Esgrima
Independiente
Ferrocarril Sud
Santamarina
Grupo Universitario
Unicén
Ver resultados
Vinoteca el tronador - Tandil
La columna de Juan Carlos Gimenez